cadiz.es

Actualidad

noviembre 2018
L M X J V S D
« Feb    
 1234
567891011
12131415161718
19202122232425
2627282930  

El III Premio Iberoamericano del Mar ‘Cortes de Cádiz’ recae en el trabajo ‘El último tesoro de nueva España’ de Vicente Ruiz

23 febrero, 2013 15:20

             El jurado del III Premio iberoamericano Cortes de Cádiz del Mar ha decidido conceder el Premio de la presente edición al licenciado en Geografía e Historia, Vicente Ruíz García, por su trabajo ‘El último tesoro de Nueva España’, una historia que narra la historia del navío San Justo cuyos primeros veinte años de existencia son una crónica del Antiguo Régimen para, a partir de 1808, escribir la trascendental e histórica misión que emprendió desde Cádiz de trasladar, en plena Guerra de la Independencia Española, a uno de los últimos y más ricos cargamentos de metales preciosos llegados desde Nueva España al Viejo Mundo.

De igual forma, el jurado ha considerado otorgar una Mención Especial al trabajo titulado ‘Razón Histórica vs Odissey’, de Hugo O’Donnel y Duque de Estrada. El premio se entregará en el transcurso del acto que cada año el Ayuntamiento de Cádiz celebra para conmemorar el mes constitucional de marzo.

El Premio Iberoamericano Cortes de Cádiz del Mar, puesto en marcha hace dos años por el Ayuntamiento de Cádiz y la Asociación de Estudios del Mar (ASESMAR), tiene entre sus objetivos exaltar la influencia de Cádiz en los aspectos marítimos y, en especial, la relación que el mar como vía privilegiada de comunicación ha establecido entre las distintas naciones del mundo. Otros de los objetivos del Premio es fomentar el interés por el conocimiento de la situación de España como nación marítima y marinera, conocer y valorar el medio marino en su más amplias posibilidades de aprovechamiento y fomentar el aprecio a las cosas del mar, a sus posibilidades como yacimiento de empleo y, por tanto, como fuente de riqueza.

El jurado, reunido en Madrid, ha estado compuesto por Teófila Martínez, alcaldesa de Cádiz, como presidenta; Juan Manuel Blanco-Traba, presidente de Asesmar; José Medialdea Vega, vicepresidente de Asesmar; Antonio Moreno Barberá, Rafael Estrada Jiménez y José Cervera Pery, vocales de Asesmar, como vocales, y Enrique García Agulló, coordinador de la Oficina Cádiz 2012, como secretario.

Vicente Ruíz García

Vicente Ruiz García (Úbeda, 1973) es licenciado en Geografía e Historia y Graduado Social Diplomado por la Universidad de Granada. Es profesor de Geografía e Historia del Instituto de Enseñanza Secundaria Gil de Zático de Torreperogil (Jaén).

Especialista en la historia naval de los siglos XVIII y XIX ha publicado el libro De Segura a Trafalgar, El olivo de papel, Torredonjimeno, 2010. Ha recibido el Premio Internacional de Investigación Histórica Fundación Foro Jovellanos del Principado de Asturias en su XIV edición (convocatoria 2011) con Las Naves de las Cortes (1808-1812) El último servicio de la Marina de la Ilustración.

También ha sido galardonado con el XIV Premio de Investigación “Historiador Jesus de Haro”(convocatoria 2012) por el trabajo Los Pontones de Cádiz y la odisea de los soldados derrotados en la batalla de Bailén (1808-1814). 

En 2008 fue galardonado con el “Premio Virgen del Carmen”, otorgado por la Armada Española en su modalidad “Juventud marinera” para alumnos de segundo ciclo de ESO como profesor director del trabajo El árbol que quiso ser trinquete. La historia de los árboles que sirvieron a la Real Armada en el siglo XVIII. 

Es miembro de la Sociedad Española de Estudios del siglo XVIII. En otros campos de la Historia ha publicado artículos y ha impartido conferencias sobre el cine y el documental como recurso educativo y sobre historia de la gastronomía.

Ha escrito y dirigido los documentales audiovisuales Hambre y gula del Siglo de Oro a la Ilustración, TVU 2001; Úbeda, una historia para la Humanidad. TVU 2002; El Árbol de Segura, una aventura al pasado. TVU 2005; y Úbeda, memoria de un siglo (1898-1950).TVU 2007.

El último tesoro de Nueva España

Es la historia del navío San Justo cuyos primeros veinte años de existencia son una crónica del Antiguo Régimen para, a partir de 1808, escribir la trascendental e histórica misión que emprendió desde Cádiz de trasladar, en plena Guerra de la Independencia Española, a uno de los últimos y más ricos cargamentos de metales preciosos llegados desde Nueva España al Viejo Mundo. Una aventura que comienza en Cádiz donde una formidable máquina de jarcia y madera que estaba hecha para la guerra fue utilizada como mercante armado en el último suspiro de la Carrera de Indias cuando en España se iniciaba Edad Cotemporánea y se anunciaba el epílogo de la era del viento que después de tres siglos conectando el Viejo con el Nuevo Mundo irremediablemente sería fulminada por la revolución del vapor. Un superviviente de la batalla de Trafalgar que, tras la funesta jornada del 21 de octubre de 1805, cumplió la trascendental misión de conducir desde Veracruz a Cádiz al último tesoro de Nueva España, anunciando el final de la relación colonial entre España y sus dominios americanos que duraba casi trescientos años, cuyo cordón umbilical estaba a punto de cortarse para siempre.

Doscientos años después de la Guerra de la Independencia Española creemos necesario rescatar la labor de naves como elSan Justo que fueron protagonistas en este conflicto y que tradicionalmente han sido postergadas por la historiografía a un papel secundario por las acciones más conocidas del Ejército ocultando unas labores de intendencia y comunicación tanto o más importantes que las acciones propiamente militares en las que, en muchas ocasiones estos barcos colaboraron notablemente, a la vez que desempeñaron, sin saberlo, el papel de cronistas en los orígenes del proceso emancipador americano8. Sin Cádiz como reducto de la España libre, sin la plata americana y sin aquellos navíos como el San Justo, la Guerra de la Independencia hubiera seguido unos derroteros distintos y sin duda más complicados en un momento en el que se decidía el futuro político de la España europea y ultramarina, mientras se ponía la primera piedra del constitucionalismo y se desmoronaba el Antiguo Régimen.

Los documentos custodiados en los archivos del Arsenal de Cartagena, Histórico Nacional, Alváro de Bazán, Simancas, Indias de Sevilla, el Archivo del Museo Naval de Madrid y el Archivo General de la Nación de México han sido las fuentes fundamentales para este trabajo junto a crónicas, prensa de la época, especialmente la Gazeta de México, y una extensa y rigurosa bibliografía que avalan el nivel científico de la investigación. Singularmente han sido fundamentales para esta obra los documentos que integran las secciones de Expediciones a Indias del Archivo General de la Marina Álvaro de Bazán de El Viso del Marqués, la sección Juzgado de Arribadas del Archivo de Indias de Sevilla , la correspondencia entre la Junta de Nueva España y la Junta Suprema custodiada en la sección de Estado del Archivo Histórico Nacional, la sección de Donativos y Préstamos del Archivo General de la Nación de México y especialmente los datos ofrecidos por los partes del Vigía de Cádiz que dan luz al tráfico comercial durante los años 1808 y 1812 entre los puertos de Veracruz y Cádiz y nos desvelan todas las circunstancias históricas que rodearon al último tesoro de Nueva España.

  • del.icio.us
  • Facebook
  • Twitter

Los comentarios se han cerrado.

Enlaces relacionados